La Sorpresa al ingresar a la práctica del Pádel

Por Claudio Guajardo

Oriundo de Temuco, 37 años, soy casado y tengo 2 hijos de 2 y 5 años. A lo largo de mi vida, siempre he sido una persona ligada al deporte, y particularmente a los deportes de paletas. Siempre he pensado que el deporte es una manera muy sana de entretenerse, pero además una instancia en la que aprender a desarrollarte de manera integral como persona, y que te entrega herramientas para desenvolverte en la vida. Perseverancia, resiliencia, tolerancia a la frustración, trabajo en equipo y manejo de la ansiedad, son solo algunas de las características que se refuerzan al practicar un deporte, y sin duda es algo que me gustaría inculcarles a mis hijos.

 

A los 12 años comencé a practicar Tenis de Mesa, actividad que practiqué constantemente por casi 6 años, hasta que la práctica profesional se hizo incompatible con los otros aspectos de mi vida y comencé a jugar solo esporádicamente.

 

Terminando la Universidad me fui a vivir un tiempo a Canadá, donde retomé un tiempo el tenis de mesa, y ya al regreso a Chile empecé con el tenis en Puerto Montt durante un año. Por motivos laborales volví a mi tierra natal donde el Racquetball se estaba posicionando fuerte, y motivado por mi hermano empecé a jugar, lo que se extendió por aproximadamente 3 años. La verdad es que me he ido acomodando a un deporte u otro dependiendo de las condiciones que ofrece para practicar la ciudad donde vivimos.

 

Hace 8 años llegamos a vivir a Osorno, y retomé por un tiempo el tenis de mesa, luego el tenis por otros 4 años, y finalmente el Pádel. Como jugador de Tenis, siempre veía el entusiasmo de la gente por el pádel, pero nunca me llamaba la atención como para entrar a practicarlo, tenía una percepción muy distinta de lo que se vive dentro de la cancha. Fue en septiembre de 2019 que mi hermano me invitó a jugar con él un campeonato de pádel en Club Los Pablos, Temuco, en 5ta categoría. La verdad es que sin práctica y con implementos prestados, lo tomé como una humorada. Como comenté anteriormente, tenía una percepción muy diferente de lo que realmente es, y creía que, siendo tenista, mi nivel estaría por sobre los jugadores de Pádel, pero me llevé una gran sorpresa.

 

Fue en ese torneo donde me di cuenta que es un deporte muy distinto, con diferente manejo de velocidades, técnica y visión de campo, y que para entrar al pádel tendría que hacer varios ajustes a mi juego. En ese momento, dejó de ser una humorada y se convirtió en un desafío. Así, acudí a la buena voluntad de mi amigo Francisco Núñez, padelero de 1ra categoría, quién en una sesión de algo más de una hora me explicó golpes, conceptos, y posiciones dentro de la cancha, lo que fue crucial para poder internalizar y entender este deporte más rápido.

 

Paralelo a eso me animé a tomar clases con Fernando García, con el fin de poder desarrollar diferentes aristas. Sin duda mis experiencias anteriores en deportes de paletas han sido fundamentales en mi adaptación al pádel: el Tenis de Mesa me ha ayudado principalmente a ver los espacios de manera rápida y en la concentración, el Racquetball a manejar las paredes y el tenis en el manejo en la malla, pero ha sido un trabajo arduo ajustar todas estas herramientas a lo que es el pádel.

 

Llevo 1 año jugando pádel, y como en todos los deportes, he tenido momentos alegres y otros de mucha frustración. Todos los campeonatos los he jugado junto a mi hermano, lo que agrega un gusto extra pero también el desafío de mantener las discusiones dentro de la cancha. Hoy me desempeño en 4ta  categoría, y este 2020 he jugado los torneos de APASUR y Club Los Pablos en Temuco. En ambas ligas hay muy buenos jugadores, muchos con años de experiencia, lo que te obliga a ser disciplinado, responsable y constante si quieres tener un nivel competitivo. Además, el apoyo de mi familia ha sido fundamental para poder disponer de los tiempos que esto requiere.

 

Hoy estamos en una situación difícil, donde el necesario distanciamiento social nos ha alejado de muchas cosas, entre ellas el Pádel. Es algo que hemos debido aceptar de golpe, que ha influido en todas las áreas de nuestras vidas y que genera tensión y ansiedad, la que no podemos descargar practicando deporte. Los invito a disfrutar el Pádel de una manera diferente mientras esto dure, leyendo, viendo videos, siguiendo conectados con personas que comparten este interés a través de las redes sociales, para que cuando estén las condiciones, podamos retomarlo con aún más entusiasmo. Por ahora, a cuidarse, tomemos todas las precauciones necesarias, aunque parezcan exageradas y disfruten a sus familias. ¡Nos veremos pronto!

isotipo

APaSur

APaSur es una asociación deportiva de clubes de padel, la cual cuenta con una liga de competencia amateur, la que fue creada el año 2018 gracias a la agrupación de clubes del Sur de Chile.

Contacto

Osorno, Chile.

+569 69397510

contacto@apasur.com

Scroll to Top
Open chat